Posts Tagged ‘tesis’

Reconozco que no actualizo tanto como me gustaría y me siento culpable por ello. Sin embargo, en mi defensa debo alegar dos atenuantes:

  1. Este últimos mes he empezado un nuevo trabajo.
  2. Mi objetivo principal ahora es acabar la tesis.
Trial by Jury Usher

Fuente: Wikimedia Commons

Ahora, vayamos por partes.

¿Un trabajo nuevo? Desde octubre he empezado a impartir la asignatura Lengua A (español) del grado de Traducción e Interpretación en la Facultad de Soria. Este año doy una asignatura completa como profesora asociada, lo cual implica una gran responsabilidad (o al menos, eso es lo que me parece). El comienzo del curso ha sido trepidante. Aunque no quiero adelantar acontecimientos, me ha parecido buena idea escribir un artículo sobre mis experiencias con el nuevo plan de estudios de Traducción e Interpretación cuando acabe el cuatrimestre (allá por febrero).

Para ir abriendo boca, hace algún tiempo ya dije que dar clase es como el sushi y lo sigo manteniendo.  A todos aquellos que les interese el tema, por favor, os agradecería que me compartierais conmigo vuestras inquietudes sobre el tema, ya sea en los comentarios, por Twitter o por correo electrónico.

¿Pero cómo no has acabado ya la tesis, alma de cántaro? Esa es la pregunta que me hago yo todos los días. Creía que encerrándome todo el verano por fin iba a dar carpetazo al tema, pero me encontré con un pequeño obstáculo: mi perfeccionismo, que últimamente ha alcanzado unas cotas casi patológicas. Tengo que mirármelo, porque esto no puede seguir así. Me consuela el hecho de que uno sabe cuándo acaba la tesis, pero no no cuando la termina. Eso es lo que me han contado mis amigos doctores :).

Pero no todo en esta vida va a ser currar. También hay que tener tiempo para aprender cosas nuevas. Por eso, el fin de semana del 19 de noviembre me voy a Madrid al curso de traducción médica que organiza Asetrad. La traducción médica es un tema que me apasiona desde que estudié traducción científica en la carrera.

Damas y caballeros del jurado, tomen en cuenta estas alegaciones antes de llegar a un veredicto porque a partir de ahora solo podré publicar en el blog una vez al mes. Y eso, en el mejor de los casos.

En el ecosistema universitario español, la tesis doctoral marca un antes y un después,  la diferencia entre el todo y la nada, entre el cielo y el infierno. Eso es, al menos, lo que nos dicen a los doctorandos. La defensa de la tesis supone la culminación de la etapa universitaria como alumno y la obtención del título supremo al que se puede aspirar desde el punto de vista académico.

Sin tesis no hay paraíso. Dicen que después de la tesis hay becas posdoc y que puedes llegar a ser profesor titular o hasta catedrático. Pero para ello, hay que publicar, tener impacto, pasar por una serie de figuras, acreditaciones, concursos, pruebas… Eso dicen.

Aunque, no nos engañemos; la tesis no garantiza nada más que haber sido capaz de hacer un buen tocho que acabará criando polvo en la biblioteca universitaria de turno o, con suerte,  lo colgarán en el repositorio documental de turno. Porque suele pasar que muchas tesis se quedan en el purgatorio de la ciencia, independientemente de su calidad. C’est la vie! Por lo menos, si cae en el repositorio, es posible que alcance cierta difusión  y, a pesar de que seguirá siendo literatura gris, puede que algún otro investigador le dé buen uso.

Sin tesis no hay paraíso. Ese es el  mantra del despacho de becarios de la Facultad de Traducción e Interpretación de  Soria desde hace unos dos años. Más o menos cuando empezaba a encarrilar la tesis, fue cuando surgió la idea de este artículo —antes incluso de que empezara a tomarme en serio este blog—.  Pero hasta ahora no había adquirido cuerpo.

No he podido evitar googlear el título y he encontrado que otras personas ya habían notado este paralelismo anteriormente: En el blog m. y en la revista Hora universitaria de la Universidad Central de Venezuela, aparecen sendos artículos homónimos. Son curiosos, pues el primero trata del sentimiento de una doctoranda desde un punto de vista personal y el segundo nos advierte del síndrome TMT (Todo Menos Tesis) en el contexto del proyecto de fin de grado venezolano.

Sin tesis no hay paraíso es un lema  que bien podría llegar a ser un gran tópico literario si lo formuláramos en latín :), del tipo carpe diem o ubi sunt ( ¿algún voluntario?).

La corredora Anne Margrethe Hausken
La tesis es una carrera de orientación y nosotros tenemos que diseñar nuestro propio mapa

Sin tesis ¿hay paraíso? El desarrollo de la investigación doctoral es como una montaña rusa o, como decía en algún lugar del libro de Jenny Williams y Andrew Chesterman The Map, A beginner’s guide to doing research in Translation Studies (aquí dejo una reseña de The Map), la investigación es una carrera de fondo plagada de obstáculos. Y, aunque todas las etapas de una maratón son importantes, el sprint final  merece un último esfuerzo. Necesito rematar la faena y punto. Sin distracciones.

Así, pues, la falta de tiempo me ha animado a probar nuevos formatos más breves y concentrados. La fórmula de  Twitter me ha convencido por el momento,  pero volveré pronto con novedades. Me espera un largo y cálido de verano de redacción y revisión. El paraíso tendrá que esperar.

Hace un par de días llegué por casualidad al sitio web PhD Data. Se trata de un recurso telemático donde se almacenan fichas de proyectos de tesis doctorales. La base de datos se creó con la intención de favorecer el intercambio científico internacional, entre otras cosas. Aunque tiene botones para ver las versiones francesa y española de la página, aún no he conseguido verlas. Deben de haberse averiado los hipervínculos.

Por curiosidad he buscado tres palabras clave: “translation”, “interpretation” and “localization”, pero los resultados que ofrecía eran más bien escasos. Parece que los doctorandos en Traducción e Interpretación no se animan a la hora de darse a conocer… Empezando por mí misma ¡Qué pereza da registrarse en tantos sitios! Puede que registre mi tesis más adelante, cuando la tenga más encauzada.

Otro sitio curioso que he encontrado es una red social destinada a investigadores. En este sitio web no solo puedes ver un organigrama de diferentes universidades, sino que también permite a los investigadores publicar sus artículos. Por un lado, Academia.edu me recuerda un poco al Facebook de antes (comenzó siendo una red social para universitarios), pero sin tanta chorrada de aplicaciones (y, sin embargo, graciosas); por otro, este recurso parece bastante útil para dar a conocer departamentos y universidades de todo el mundo.  Se me ocurre que podría ser un buen sitio para buscar información si se quiere averiguar un buen lugar para realizar una estancia de investigación, donde haya la especialización que más te interese. Pero este tema será mejor tratarlo en mayor profundidad más adelante.

Llega un momento en la vida de todo aprendiz de investigador en que ya no le da el sueldo para seguir comprándose libros y tiene que recurrir al préstamo bibliotecario. O peor aún, resulta que los documentos que necesita son raros y solamente se pueden conseguir en la biblioteca. También hay casos más curiosos aún de personas que cuando ven una sala llena de libros, sufren un extraño sindrome y sienten la irrefrenable necesidad de sumergirse entre las estanterías, por si ven algo interesante (me estoy quitando, pero no es fácil ;-))

La verdad es que hasta ahora no me había dado cuenta de todos los recursos que hay disponibles en las bibliotecas, en especial, en las bibliotecas universitarias. De hecho, la mayoría de las bibliotecas universitarias tienen un servicio de formación para los usuarios. De este modo, pueden aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece este servicio. Esta tarde me he dedicado a navegar por la web de la biblioteca mi universidad y me he topado con una grata sorpresa: ¡Una guía de recursos generales! Seguro que siempre había estado ahí y hasta ahora no me había dado cuenta. 😮

Se trata de una colección de enlaces útiles para investigadores, si bien algunos de ellos, pueden servir para fines lúdicos o traductores. Lamentablemente, aún no he podido revisar todos los enlaces tan a fondo como me gustaría, aunque creo que la página no está demasiado actualizada. Aún así, merece la pena echarle un vistazo. Esta página web está estructurada en las siguientes secciones: Catálogos, revistas electrónicas, tesis y trabajos de investigación, obras de referencia, libros electrónicos, bibliotecas digitales, boletines y buscadores especializados. De todos los recursos que indica, me ha llamado el portal de tesis digitales de Rebiun. Rebiun es el catálogo colectivo de las bibliotecas universitarias españolas. Es un recurso imprescindible cuando buscas bibliografía. Además, si realizas la búsqueda desde RefWorks, te da la posibilidad de guardarla en tu base de datos bibliográfica.

Aún no conocía este portal que contiene varias bases de datos donde hay tanto proyectos de investigación a texto completo como resúmenes. Obviamente, poder consultar una tesis en línea es una gran ventaja, porque en algunas bibliotecas solo puedes consultarlas en sala, con el engorro que eso supone. Al colgar las tesis en internet, se difunde la investigación y la hacen accesible para todos.

Para los que quieran ver fichas de tesis, es recomendable Teseo, cuya página web ha cambiado hace algún tiempo. En esta base de datos se pueden hacer búsquedas por año de defensa, descriptores, autor, universidad, etc. Las fichas contienen un pequeño resumen y otros datos relevantes, como el autor, la localización del ejemplar, el director de la tesis, el tribunal…

Y como soy un poco friki para estas cosas, he aprovechado la coyuntura y he buscado un portal con tesis en alemán, ya que el que había en el repertorio de la biblioteca ya no estaba alojado en ese servidor. Dissonline es un portal que alberga más de 60 000 trabajos académicos de diversas universidades alemanas. Además, no todas están en la lengua de Goethe, sino que también las hay en inglés.

Ver tantas tesis me ha puesto un poco las pilas, así que voy a ver si sigo avanzando con la mía.

  • Licencia de Creative Commons
    Traducción e investigación, por Judith Carrera
    tiene una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.
    .