Crónica del Tercer Congreso Internacional sobre la Lengua de la Vid y el Vino (I)

Posted 5 CommentsPosted in Reuniones científicas y profesionales

Como ya comenté en febrero, esta semana se ha celebrado el Tercer Congreso Internacional sobre la Lengua de la Vid y el Vino. Me alegro mucho de haber podido colaborar en la organización del congreso, puesto que he tenido la oportunidad de trabajar con un equipo fantástico y de aprender sobre nuevos campos de especialidad. Aunque he ido retransmitiendo en Twitter algunas de las ponencias, hoy me he propuesto hilvanar los retazos que han quedado sueltos de #traduvino3.

El miércoles a eso de las 10 de la mañana abrimos la mesa de recepción para los asistentes y los participantes, quienes llegaron puntualmente a recoger el paquete de bienvenida con su correspondiente tarjeta identificativa.

Después del acto de inauguración oficial a cargo de las autoridades, Isabel Mijares nos ofreció una interesantísima conferencia en la que explicó su proyecto de vocabulario del vino en Hispanoamérica. Isabel Mijares es la presidenta de la empresa de asesoría vitivinícola Equipo Team. Hizo hincapié en la importancia de conocer la variación desde el punto de vista diatópico que existe en países como Argentina, Chile o Brasil, grandes productores vinícolas. Además, abrió las puertas a toda persona que quiera colaborar en el proyecto.  Dado que estoy trabajando en la traducción de variedades lingüísticas del español, el hecho de que haya proyectos sobre temas especializados supone un nuevo horizonte investigador para mí.

El segundo conferenciante fue Luis Vicente Elías, del Departamento Cultural de Bodegas López de Heredia. Se dedica principalmente a investigar sobre la cultura del vino, por lo que nos presentó una conferencia sobre cómo se cultiva en algunas zonas andinas de Perú y Bolivia como parte del proyecto del Atlas etnográfico del cultivo tradicional del viñedo. En las regiones antes mencionadas, empezaron a aplicar técnicas que llevaron los españoles en los siglos XVI y XVII. Lo más curioso es que algunas de estas técnicas se conservan a pesar de que en Europa se han perdido por diversos motivos, por ejemplo, debido la plaga de la filoxera.

Traduvino tres (87)

Después de estas conferencias, pudimos tomarnos un descanso para comer y coger fuerzas para la visita guiada por Soria por cortesía del Patronato de Turismo. Me dio un poco de pena no haber podido asistir, pero tenía que preparar algunas cosas para la sesión de la tarde. Según me han contado algunos asistentes, fue una visita amena y didáctica.

A las 18.30 comenzó la sesión de la tarde en el Casino de Soria, uno de los lugares con encanto literario por antonomasia de la capital numantina. Miguel Ibáñez, profesor titular de la Universidad de Valladolid y director del Grupo de Investigación Reconocido Traduvino nos presentó los conceptos teóricos básicos de la cata de vinos. Hizo un repaso de las tres fases, visual, olfativa y gustativa, y mediante mapas conceptuales aprendimos los términos clave de la cata, los cuales pusimos en práctica el jueves y el viernes.

María Jesús Paredes Duarte nos dio a conocer un proyecto interdisciplinar que hay en la Universidad de Cádiz sobre la cata de los vinos de Jerez. Entre otras cosas, mencionó que están apareciendo nuevas publicaciones muy interesantes sobre la materia tales como la publicación periódica Vinaletras o, sobre el jerez en concreto, El gran libro de los vinos de Jerez. Además, tuvo el detalle de ofrecernos dos vinos de Jerez, un moscatel y un fino, para que después de su intervención los degustásemos.

Para cerrar la primera jornada, actuó el grupo de música de cámara Triangelu, que interpretó el quinteto para piano de Schubert «La trucha». Después de abrir el apetito con esta actuación  musical, tomamos el vino de honor en una sala del Casino de Soria, donde tuvimos la oportunidad de charlar distendidamente con colegas traductores y otros especialistas del sector vitivinícola.