Taller de Word para traductores y correctores de Xosé Castro

Posted 18 CommentsPosted in Reuniones científicas y profesionales

Salgo de mi ostracismo bloguero para hablar del curso de Word para traductores y las jornadas de Asetrad en Valencia, en una serie titulada Momentos estelares de las jornadas de Asetrad en Valencia. Los días 1 y 2 de abril he disfrutado de la oportunidad de volver a ver a mis asetraderos favoritos, a los cuales nombraré por temor a dejarme a alguno en el tintero. Además,  he tenido la gran suerte de conocer a compañeros de profesión con los que aún no había coincidido. Es un privilegio conocer a personas que comparten los mismos intereses y que al mismo tiempo pueden aportarnos nuevas perspectivas e inquietudes. He vuelto con más energía y con ganas de ser mejor, en todos los sentidos, como siempre que acudo a alguna de las actividades organizadas por Asetrad, gracias a ese savoir faire que caracteriza a la asociación.

El viernes 1 de abril por la tarde fue el taller de Word para traductores, impartido por Xosé Castro. A lo largo de las cuatro horas (sin descanso) aprendimos una serie de trucos que nos harán más productivos:

  • Un montón de combinaciones de teclas más allá de Ctrl + C (copiar) y Ctrl + V (pegar). Como son muchas, me he propuesto aprenderme cada día uno nueva combinación para cada una de las funciones que más utilizo. Por ejemplo, hoy empezaré a utilizar Alt + F9 , que sirve para revelar el código, de manera que se pueden ver los caracteres ocultos, como los espacios o los retornos de carro.
  • Word no es el enemigo, sino nuestro fiel aliado, aunque a veces pensemos que Microsoft hace todo lo posible por inventarse nuevas torturas para los que llevamos años usando sus productos. Hay que dejarse de pamplinas, conocer todos los entresijos del programa y configurarlo de acuerdo a nuestras necesidades, a nuestro método de trabajo. Es nuestra herramienta, por lo tanto, si queremos sacar provecho a sus ventajas, tenemos que conocerlo como la palma de la mano.
  • La configuración de la autocorrección, la creación de diccionarios personalizados nos permitirán mantener la coherencia y la calidad de nuestros documentos. No tener estas funciones  personalizadas al máximo supone un suicidio profesional.
  • Una pequeña introducción a las macros para automatizar tareas repetitivas.
Portátil roto
Dar una paliza al PC, por mucho que nos apetezca, no es la solución (Fuente de la imagen: Wikimedia Commons)

Quisera destacar entre los aspectos del curso que más me han gustado son los siguientes:

  • La gran cantidad de recursos que nos ha proporcionado Xosé. Los iré aplicando poco a poco  hasta llegar a ser una usuaria experta en Word.
  • También me ha parecido muy buena idea que hablara no solo de una versión del programa, sino que aludiera a las versiones 2003 y 2007. Todo ello salpicado de su sentido del humor tan característico :).

Lo único negativo que podría señalar es que cuatro horas seguidas de clase sin descanso es demasiado, incluso para el traductor más friqui, y mira que mi orgullo friqui es inconmensurable…

De momento, esto es todo por hoy. Para los que se han quedado con ganas de más, os recomiendo echar un vistazo a lo que han dicho los traductores tuiteros con la etiqueta #asetradVLC y lo que ha dicho Carolina Rodrigo en el blog Language Exposure. ¿Qué os ha parecido a los demás? Espero vuestros comentarios :).

¿Pagar por trabajar? David contra Goliat

Posted 2 CommentsPosted in Reuniones científicas y profesionales, Traducción
David contra el gigante Goliat
Todos sabemos como acaba la historia bíblica de David y Goliat

El 30 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Traducción (onomástica de San Jerónimo). Desde hace algún tiempo, en España, ciertas asociaciones de traductores como APTIC o Asetrad organizan actos relacionados con nuestro mundo.

Este año, Asetrad ha organizado un coloquio con traductores que se han visto involucrados en una situación peliaguda: Lionbridge, una de las mayores empresas transnacionales de traducción, les conmina a pagar por usar la herramienta de traducción desarrollada por la empresa sin garantías de que amorticen la inversión. Además, las memorias (TM) del traductor quedan a plena disposición de la empresa, pero no del traductor, puesto que no se puede descargar sus propias TM.

Por lo que me ha contado una fuente muy documentada (Alicia, si me lees, este artículo te lo dedico), esta ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los afectados están cansados de las presiones, ya que desde hace varios años, la empresa ha procurado que sus colaboradores mantengan sus tarifas bajas. Una forma de obtener máximos beneficios poco ética, diría yo, pero que parece ser la tónica dominante en estos últimos años. Desgraciadamente,  y visto lo visto, no creo que el mercado de la traducción sea el único precario. En los últimos años estamos asistiendo a un declive generalizado de las condiciones laborales. Por eso, no me extraña que mañana, 29 de septiembre, haya huelga general.

¿Dónde es la cita?

¿Pagar por trabajar? Coloquio con los afectados de Lionbridge

Fecha: 30.09.2010
Hora: 19:00-21:30
Lugar: Sala Monedero, Tr. Andrés Mellado (semi-esq. Guzmán el Bueno, 55), 28015 Madrid
Plano: http://monedero.tv/localizacion.html
Metro: Moncloa, Islas Filipinas y Argüelles

¿Por qué debo ir al coloquio?

A lo mejor nunca has oído hablar de Lionbridge. Puede que estés haciendo tus primeros pinitos traductoriles. Quizás llevas muchísimos años traduciendo profesionalmente… Eso es lo de menos. Lo que importa es que los traductores tenemos que romper nuestro silencio y comunicarnos entre nosotros para evitar que las grandes empresas tengan la sartén por el mango y nos ninguneen. No es que vayamos a emprenderla a hondazos con los gigantes, sino que usaremos otras armas: La información. Podemos unir nuestras fuerzas. Como decía aquella máxima de La Bola de Cristal: «Solo no puedes, con amigos sí».

¿Qué pasa si no puedo ir?

No pasa nada. No van a pasar lista. De hecho, me temo que por motivos profesionales no voy a poder ir a Madrid. Aun así,  habrá actividades paralelas en Córdoba, Las Palmas de Gran Canaria, Vigo, Soria y Granada. Los traductores sorianos nos veremos las caras el jueves a las 20 horas en el Café del Norte (Paseo del Espolón, 18). ¡No faltéis!

Y además, no hay que pagar por asistir

Jornadas de Asetrad en la UPO. El desenlace

Posted 8 CommentsPosted in Reuniones científicas y profesionales

Decíamos ayer…
La sesión de la tarde comenzó con la presentación de Sebastián Soroche, titulada El perfil del traductor audiovisual y de videojuegos: una mirada al mercado. Parece que, con el incremento de las producciones audiovisuales para diversos soportes, la TDT y el auge de los videojuegos como entretenimiento favorito para los momentos de ocio, la traducción y la localización es una salida muy apetecible. El ponente hizo hincapié en la importancia de hacer extraordinariamente bien las pruebas que nos proponga un nuevo cliente, incluso recomendó buscar a una persona que nos las revise antes de entregarlas.

Yolanda Morató en su presentación El traductor literario y su papel activo en la promoción del autor, nos ofreció (al menos a mí) un panorama no tan sombrío mundo de la traducción literaria. Digo sombrío por no decir negro, que es como nos lo pintaban en la carrera algunos profesores. Me pareció muy inspiradora su propuesta en la que  el traductor tiene un papel activo como iniciador de un encargo, pues al contrario que en otras especialidades, el traductor literario puede dar a conocer al editor autores y obras olvidados.  Nos recomendó algunos recursos interesantísimos, entre ellos, la imagen que ilustra esta reseña un poco más abajo.

Editoriales en España

A continuación, José Martínez de Sousa habló de La coherencia en el lenguaje escrito, centrándose especialmente en la coherencia ortotipográfica. Por ejemplo, es  importante mantener el mismo estilo de párrafo para que el texto impreso no parezca una chapuza o usar una misma variante cuando se usan palabras biacentuales. La coherencia en la traducción, como en la vida, es fundamental. Por supuesto, fue una charla amena, con ciertos toques humorísticos, que el gran don José siempre sabe dar cuando nos explica las intrincadas normas de corrección del español. Sin duda, una de las frases que más me ha marcado en estas jornadas la ponunció Martínez de Sousa: «La obra perfecta queda lejos». ¡Qué razón tiene!

Después de un breve descanso, María Fernanda Poblet nos retó en el taller de corrección El traductor como corrector ortotipográfico y de estilo. Durante algo más de una hora estuvimos cazando erratas que se intentaban camuflar en el texto (¡esos malditos roedores!). Además, nos alertó de una especie emergente, el traducorrector, que no solo traduce, corrige, revisa, sino que también sabe hasta maquetar… ¡Y todo por el mismo precio! De hecho, en el número de julio de 2009 de La linterna del traductor ya se hace referencia esta nueva especie en un artículo galardonado con la Beca José Martínez de Sousa.

Después de una jornada tan intensa, solo quedaba volver al hotel y descansar para estar bien despierta al día siguiente.  No obstante, sé de buena tinta que unos cuantos asetraderos se fueron a Triana a comer pescaíto frito.

El sábado por la mañana empezó con fuerza Alicia Martorell con La web 2.0 para traductores: cómo estar presente en internet y nos dio unos consejos muy útiles para que las nuevas teconologías nos ayuden no solo a darnos a conocer como profesionales, sino también a documentarnos mejor. La clave de la web 2.0 es socializar para compartir y poner en común nuestros conocimientos, y así poder discernir los recursos útiles de la basurilla que pulula por la Red. Como ejemplo, presentó el sitio de marcadores sociales Del.icio.us (mi página, concretamente, y me puse roja como un tomate). Se me quedó grabada una de sus últimas frases: «Compartir es una inversión que produce rendimientos inmediatos» y dio buen ejemplo exponiendo su lista de Diigo.

Héctor Quiñones compartió con nosotros su experiencia como traductor profesional en su ponencia Gestión de la carrera profesional del traductor autónomo: cómo establecerse, competir y prosperar. Con unos gráficos claros y sencillos nos mostró lo importante que es gestionar el tiempo y el dinero para poder progresar mejorando la productividad, especializándose y promocionándose mejor con el fin de alcanzar el poder de negociación. Nos advirtió también del peligro de trabajar exclusivamente para un solo cliente cuando se es autónomo y nos sugirió usar CalPro para planificarnos mejor.

La última ponencia la presentó Francisco Javier Vigier Moreno, La nueva normativa de la profesión de traductor-intérprete jurado: ¿un paso adelante o un paso atrás? . La nueva legislación sobre traductores-intérpretes jurados ha supuesto un gran cambio en la forma de acceso al título, pues ya no hay exención del examen para aquellos licenciados que han aprobado una serie de créditos de traducción jurídicay económica e interpretación. Sin embargo, el examen de acceso no se corresponde con la realidad profesional: se hace sin ordenador, con diccionarios de papel y la prueba oral consiste prácticamente en una entrevista. Espero que, en las posteriores normas que  se dicten, se tenga en cuenta una propuesta tan razonable como la de Francisco Javier Vigier: desarrollar programas de formación de posgrado bien estructurados y adecuados a las necesidades de este tipo de servicios lingüísticos que acrediten y preparen a los profesionales.

La culminación de las jornadas fue la mesa redonda Búsqueda de clientes allende fronteras, moderada por Javier Sancho,  fue muy estimulante e instructiva. Elena Bernardo, Trinidad Clares, Héctor Quiñones y Pedro Satué nos contaron cómo encontraron a sus mejores clientes en Francia, el Reino Unido y Estados Unidos.  Consejos tan sencillos y prácticos como cuidar las formas de cortesía y los contactos, asociarse, compartir nuestros conocimientos con nuestos colegas o procurar leer el periódico todos los días pueden traernos muchas alegrías profesionales. ¡Habrá que probarlos!

Una vez concluidas las Jornadas de Asetrad en la UPO, por la noche tuvimos la oportunidad de reunirnos de nuevo un número considerable de traductores para disfrutar de la templada noche  sevillana en el restaurante Boreas. Allí cenamos, charlamos y arreglamos un poco el mundo. Pero eso ya es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

¿Has leído ya la primera parte de la reseña?

Jornadas de Asetrad en la UPO. Viernes por la mañana

La web 2.0 para traductores: cómo estar presente en internet