Documentación

Gestión de bibliografía: Apuntes sobre Zotero

Hace algún tiempo hablé sobre gestión documental en este blog. Ahora me gustaría comentar algunos aspectos sobre en el gestor bibliográfico Zotero, que es mi favorito por muchas razones. Más abajo expondré algunas.

Como ya dije en una entrada anterior,  Zotero es un complemento de Firefox. Gracias a que se acopla en el navegador, facilita mucho la recolección y clasificación de información de todo tipo de sitios en línea: bitácoras, catálogos de bibliotecas y otros sitios web.

Para los que tenemos que hacer bibliografías de ciento y pico libros, utilizar algún gestor bibliográfico es necesario porque sistematiza la recopilación y clasificación documental. Además, si el gestor es capaz de crear automáticamente bibliografías en el formato que necesitas, te ahorra muchísimo tiempo, puesto que dar formato a una bibliografía numerosa puede ser un trabajo ímprobo y tedioso. Pero si esto no es suficiente para convenceros, creo que un vídeo (en inglés) animará a más de uno a probar Zotero.

Cuando el programa detecta una referencia compatible con su sistema, te da la opción de guardarla. De esta forma te puedes ahorrar el trabajo de copiar la referencia en la base de datos. Por ejemplo, Zotero funciona especialmente bien con Google Books y con el catálogo WorldCat. Estos dos sitios van de maravilla con Zotero; así, cuando encuentras una referencia que te interesa, puedes guardar todos los datos básicos con un solo clic. Sin embargo, Zotero no solo guarda información de sitios compatibles, sino que también se puede usar para guardar cualquier tipo de página web. A diferencia de otros gestores de marcadores, Zotero guarda siempre instantáneamente una captura del sitio web. De este modo,  si la página deja de existir, tienes todo a buen recaudo en una carpeta de tu ordenador.

Además, de guardar referencias bibliográficas y capturas de sitios web, a los elementos que guardas en tu base de datos de Zotero puedes añadirle notas y comentarios con referencias cruzadas y etiquetas. Las notas resultan muy útiles para guardar citas que luego puedes emplear en un trabajo de investigación o en un artículo. También se pueden emplear para anotar terminología que tienes que buscar si estás haciendo una traducción o definiciones de las palabras que previamente has resaltado en amarillo en el documento.

Lo cierto es que Zotero me parece una buena herramienta no solo para la investigación, sino que también me parece muy últil para recopilar documentación cuando traduces. Por ejemplo, puedes almacenar textos paralelos sobre un dominio de especialidad, glosarios, diccionarios, información sobre el tema del texto. Se pueden guardar los enlaces en carpetas (según la terminología del programa «Colecciones»), se puede clasificar la «biblioteca» por temas, clientes, tipos de fuentes de información, etc. También se pueden clasificar las referencias mediante etiquetas y filtros. Asimismo, para recuperar las referencias, es posible utilizar un motor de búsqueda que está en la parte superior derecha de la interfaz de Zotero.

Pero no solo se pueden crear bibliografías, también se pueden importar y exportar elementos de otros gestores bibliográficos. Bueno, de Endnote ya no, por un problema legal.

Otra ventaja que encuentro en Zotero es que se puede utilizar tanto si estás conectado a internet como si no. El otro gestor bibliográfico que conozco, RefWorks, solamente se puede consultar en línea, lo cual es un fastidio si se te cae la conexión.

En cuanto a las desventajas, la principal que encuentro es que aún no reconoce algunos catálogos españoles, pero bueno, supongo que poco a poco se irá trabajando en este sentido, así como se han ido añadiendo más formatos bibliográficos a petición de los usuarios.

Últimamente me he fijado en que se han hecho mejoras, por ejemplo, en algunas versiones anteriores había pestañas sin localizar, es decir,  había frases en inglés aunque mi versión estaba en español. Supongo que al tratarse de un programa informático hecho de forma colaborativa, se facilita el proceso de actualización y revisión. Es lo que tiene el software libre. Ah, eso, y que es gratis, ¿lo había dicho antes?

Actualización

He encotrado un vídeo en español de la versión 1.5, que sirve igualmente para la actual 2.0.3. Aquí os lo dejo:

4 thoughts on “Gestión de bibliografía: Apuntes sobre Zotero

  1. La verdad es que lo probé hace bastante tiempo y no me convenció del todo, pero tras ver el vídeo creo que cuando me ponga en serio con la investigación le volveré a dar una nueva oportunidad. ¡Muy buen artículo! :)

  2. Hola, Pablo:
    La verdad es que Zotero ha evolucionado bastante desde sus primeras versiones. Ahora es más flexible y lo encuentro más útil tanto para traducir como para investigar. Claro que, al ser un complemento pensado para el trabajo académico y documental, hay funciones que no son muy prácticas para los traductores profesionales, pero bueno, supongo que si se le hacen unas cuantas sugerencias a los desarrolladores, estarán encantados de escucharnos.
    Gracias a ti, Pablo, por tu comentario.

  3. No creas, me interesa más su uso para el trabajo académico que para traducir ;) A ver cuándo le puedo echar un vistazo en profundidad, porque lo probé nada más salir y seguro que tiene importantes novedades como comentas :D

No te cortes, comenta:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.